Mecanismos de acción de la acupuntura

acup

Dr. D. Juan Antonio Vecino

Los mecanismos de acción de la acupuntura no están perfectamente definidos, aunque en la actualidad, y sobre todo desde que esta técnica se viene practicando y desarrollando en occidente, ya existen datos que estudiados desde el punto de vista científico occidental, explican el porqué de determinados efectos tras la inserción de la aguja.

Desde un principio, el efecto producido por la acupuntura sobre el dolor ha sido lo que más ha atraído a los científicos occidentales. Por esta razón, son los mecanismos anatomo-fisiológicos de la acupuntura sobre el dolor los mejor estudiados; y aún sin conclusiones definitivas, sirven para apoyar una base científica que aleja el halo de empirismo que hasta hoy tenía.

El efecto terapéutico en el tratamiento del dolor se debe enfocar desde dos prismas. Por un lado el efecto analgésico propiamente dicho, basado en la secreción endógena de sustancias analgésicas y por otro un efecto antiinflamatorio, que conlleva la resolución del fenómeno inflamatorio como factor precursor de dolor.

En 1973, Anderson comprobó que en pacientes a los que se les había aplicado un estímulo doloroso sobre la pulpa dental, al ser tratados con electro-acupuntura (E.A.) se producía un efecto de elevación del umbral de dolor.

Mayer, en 1977, da como posible mediación de la analgesia acupuntural la liberación de opiáceos endógenos. A pacientes a los que se les había provocado un estimulo doloroso a nivel de la pulpa dental se les sometió a tratamiento con E.A., evidenciando una elevación del umbral de dolor, como ya había comprobado Anderson. Posteriormente a estos pacientes se les administró un antagonista de la endorfina, la naloxona, observando que el efecto analgésico desaparecía, descartando de esta manera un efecto placebo o hipnótico en el tratamiento acupuntural.

Esto que sirvió de sospecha de la influencia de los opiáceos endógenos en el mecanismo de acción de la analgesia acupuntural se confirma al observar que el tratamiento con E.A. de baja frecuencia en pacientes con dolores recurrentes incrementa los niveles de b-endorfina en el líquido cefaloraquídeo.

Sin embargo si se ha observado un incremento de meta-encefalina en líquido cefaloraquídeo y en el plasma de pacientes adictos a la heroína, que tratados con E.A., han experimentado a su vez un gran alivio en los síntomas de desintoxicación terapéutica. Hoy es conocido que además de la acción analgésica de las encefalinas, muy inferior a la de las endorfinas, estimulan la función fagocitaria de los macrófagos, lo que explicaría otros efectos terapéuticos no directamente relacionados con el dolor.

En 1984, Han, demostró el incremento de dynorfina, derivado de la pre-proencefalina B, a nivel espinal tras el tratamiento con acupuntura.

Es importante valorar la influencia de la acupuntura sobre los procesos inflamatorios, ya que la evolución favorable de muchas enfermedades tratadas con acupuntura lo hacen a través de su acción sobre el sistema inmunitario.

Hashimoto, en 1977, ya demostró el aumento de neutrófilos entre un 23 y un 57% a las dos horas y media de la aplicación de acupuntura sobre unos puntos concretos.

En leucopenias experimentales, Rogers Pam observó el aumento de leucocitos tras el tratamiento con acupuntura.

En 1987, Zhoa Cuiying comprobó el incremento de linfocitos T y B en ratones inmunodeprimidos, tratados con acupuntura y moxibustión (aplicación de calor local sobre los puntos), observando que este fenómeno no se presentaba en ratones sanos.

A nivel del metabolismo del hueso, estudios realizados en la Unidad de Cirugía de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza, dirigidos por el prof. Bonafonte, demuestran que la aplicación de electroacupuntura en el tratamiento de fracturas experimentales en el conejo, mantienen desde el inicio del tratamiento, la relación optima de niveles sericos de Calcio y Fósforo en 2:1. Hoy se sabe que este índice es el adecuado para una buena osificación. Esta situación no se observa en la consolidación ósea espontánea.

Este mismo grupo de investigación, dirigido por el prof. Bonafonte, ha observado los cambios histológicos que se presentan a nivel de callo óseo, cuando esta fractura experimental se ha tratado con electroacupuntura, presentándose una alineación semejante a la fisiológica en las trabéculas del callo, cosa que no ocurre en el caso de la osificación espontánea, donde las nuevas trabéculas se distribuyen de forma anárquica .

 


 
Print Friendly